El alquiler es un robo: Inquilinos Agrupados llegó a Entre Ríos

La pandemia puso en primer plano la problemática del acceso a la vivienda. En 2020 se sancionó la Ley de Alquileres y se decretó el congelamiento de alquileres y la suspensión de desalojos, medida que finalizaría el 31 de enero y, según trascendió este viernes, será extendida hasta el 31 de marzo. Hace 5 años nació en CABA Inquilinos Agrupados. Actualmente, se conforma como una Federación que busca hacer pie en cada provincia para “representar los intereses del sector, defenderlos y ampliarlos”. Hablamos con Jonathan Villanueva, vocero de la organización en Entre Ríos.


El slogan se lee en uno de los afiches pegados detrás de Gervasio Muñoz, impulsor de Inquilinos Agrupados a nivel nacional, en la sede porteña de la organización: El alquiler es un robo.

Todo empezó en 2015. Según cuenta Muñoz en entrevistas, fue al cumpleaños de un amigo después de una tarde de peleas con los propietarios de la casa que alquilaba. Estaba todo mal. En el cumpleaños había 20 personas, sin casa propia, que tenían problemas similares con el alquiler. Maltratos, ninguneo de inmobiliarias y casi todo el sueldo destinado a la vivienda.

Gervasio Muñoz. Foto: Lucía Merle para Clarín

Trabajaba como empleado de seguridad en la ex Esma y, desde ahí, organizó ATE Inquilinos. Después armó la página de Facebook “Inquilinos Agrupados”. Se fueron sumando voluntarios. En 2016 redactaron el proyecto de la Ley de Alquileres. 

Finalmente, la ley fue sancionada y entró en vigencia el 1° de julio de 2020, aunque se encuentra sin reglamentar hasta la fecha. Además, a causa de la pandemia, el Ejecutivo Nacional dictó el decreto 766/20 de suspensión de desalojos, prórroga de contratos y congelamiento de precios de alquiler, que fue extendido con el decreto 320/20 hasta el 31 de enero de 2021. Este viernes 22 de enero, trascendió la decisión oficial de extender la prórroga hasta el 31 de marzo. Aún no hay declaraciones del Ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi. La medida se publicaría esta semana en el Boletín Oficial.

En Argentina hay 3 millones y medio de hogares inquilinos. La organización estima que alrededor de 700 mil hogares acumulan deudas por imposibilidad de pago durante la crisis de la pandemia, esto es: aproximadamente dos millones de personas estarían en condiciones de ser desalojadas cuando finalice el decreto. A las deudas acumuladas se les podrán aplicar intereses compensatorios, pero no intereses punitorios ni moratorios, ni ninguna otra penalidad. La postura de Inquilinos Agrupados es avanzar hacia un plan de desendeudamiento.

IA en Entre Ríos

El año pasado me tocó ser inquilino –aunque ya vengo de familia inquilina– y decidí asesorarme sobre algunas cosas con Inquilinos Agrupados a través de Facebook. Allí me contacta Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados y de la Federación de Inquilinos Nacional y me propone llevar adelante la organización a nivel provincial. No dudé un instante en decirle que sí, porque así como me ocurrió a mí querer despejar dudas, puede que haya cientos y quizás miles de inquilinos que quieren preguntar puntualmente sobre la legislación en nuestra provincia”, dice Jonathan Villanueva

Prefiere que le digan Jona. Estudia Comunicación Social en la FCEDU y, actualmente, está desempleado. Sin pandemia, disfruta de ser relator de fútbol en su pueblo natal, Viale. Creó la página de Facebook, más adelante Instagram y Twitter y, por último, la web. “La idea principal es contener a los inquilinos e inquilinas que llegan cada semana con nuevas dudas a nuestro buzón de mensajes, sobre todo en este momento de incertidumbre y abandono por parte del Estado. Ello sin dejar de lado lo que pregonamos: sólo unidos y organizados vamos a poder hacer valer nuestros derechos pero también ampliarlos. Es por ello que la otra misión es agruparnos, poder formar una asociación civil provincial y desde allí emprender la lucha más formalmente”. 

–¿Cómo se está trabajando desde la asociación civil a nivel nacional? 

Los compañeros y compañeras están en la lucha por obtener no sólo la extensión del decreto 320/20 que, entre otras cosas, congela los precios de los alquileres ya efectuados y no permite desalojos, sino también por obtener soluciones concretas respecto a la realidad del inquilino en nuestro país. No puede ser que más de la mitad de los ingresos de un inquilino vayan a parar al alquiler… Y esto es de siempre, pero con la pandemia y la situación económica del país se agravó notablemente. 

–¿Hay datos de la cantidad de inquilinos e inquilinas en Entre Ríos?

Lamentablemente los datos oficiales que tenemos han juntado un poco de polvo y telaraña, eso también refleja el abandono por parte del Estado a un sector que no para de crecer y de demandar. Sin embargo, creemos que el 15/20% es inquilino o inquilina. Basta con ver Paraná, los edificios no pararon de construirse ni en pandemia. 

–¿Cómo evalúan la aplicación de la ley de alquileres? 

No positivamente, porque falta control. El Estado dijo “congelamos precios y no hay más desalojos”, pero no facilita la comunicación, mucho menos la aplicación. Hay desinformación: gente que no está al tanto ni de la ley de alquileres ni del decreto; o que tardó en llegar a esa información, y tal vez en ese transcurso firmó prórroga, firmó contrato nuevo. En CABA creció el alquiler temporario, “turístico”… Para no tener que afrontar el congelamiento y demás reglas que sugiere el alquiler de vivienda para vivir, de mínimo tres años… La famosa viveza criolla. 

–¿Cómo evalúan la situación del vencimiento y la posibilidad de extensión del decreto presidencial para impedir desalojos en pandemia? 

La extensión está, sería una locura dejar en la calle a tanta gente. Lo que lastima y mucho es que se tarden tanto en hacerla oficial. Ya pasó con Bielsa, ahora con Ferraresi… Es más bien una “bandita” para una herida que necesita mucho más. Sabemos que por parte de los propietarios se hace lobby, pero con estas cuestiones lo dejan muy a la vista de todos. 

–¿Cuáles son las demandas y reivindicaciones pendientes para el sector?

El Estado debería estar más presente, con un riguroso control sobre si la ley se cumple o no. Debería hacer más accesible la información, generar propuestas de comunicación para que llegue a cada inquilino del país qué sucede con la Ley de Alquileres y el decreto. 

Por otro lado, cuando todo vuelva a una relativa normalidad, habrá que ver cómo se desendeuda el sector inquilino que no ha podido pagar. Eso también es tarea del Estado.

Particularmente en nuestra provincia deberíamos mirar más a los compañeros de Inquilinos Agrupados a nivel nacional que han logrado grandes cambios en tres años. El siguiente paso será que la comisión inmobiliaria la pague el propietario, puesto que es un servicio que contrata el dueño, no el inquilino.

10 propuestas de Inquilinos Agrupados

Además de la extensión del decreto, IA exige la reglamentación de los contratos en AFIP –que está dispuesta en uno de los artículos de la ley, pero no se cumple por falta de reglamentación e impide conocer a ciencia cierta a propietaries e inquilines de nuestro territorio, así como impide el cumplimiento de todos los puntos de la normativa.

También incitan a que el Estado lance una campaña de difusión de la Ley de Alquileres y del decreto 776, para un mayor acceso a la información. Proponen la creación de un organismo de control estatal; prohibir la oferta en dólares de los inmuebles y lanzar subsidios para la cancelación de los pagos de alquileres atrasados que eviten los desalojos masivos.

+info: Preguntas y respuestas sobre el DNU 320/2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *